Como un yanki en la corte del Rey Arturo

Estar en el Worldwide ADE Institute supuso vivir en un continuo estado de asombro.

Como le ocurría al personaje de la divertida novela de Mark Twain, estar en el Worldwide ADE Institute que se celebró en la ciudad de Austin, Tejas, entre el 16 y el 20 de julio, supuso vivir en un continuo estado de asombro.

Todo lo que se dijo, contó, experimentó, compartió, ya fuera sobre un escenario, en la sala de talleres o mientras esperabas el ascensor, te despertaba una idea o la enlazaba con otra, te sugería un enfoque o te solucionaba un problema que arrastrabas meses. Yo esperaba al menos dos buenas ideas. Solo el primer día llené hasta cuatro páginas de notas. ¿Qué más se puede pedir?

El tema fundamental del encuentro, como era de suponer después de la presentación de Chicago unas semanas antes, fue LA CREATIVIDAD. Con mayúsculas. Como se dijo en alguna de las presentaciones, evito nombres como sugirió hacer la propia Apple, actualmente los jóvenes tienen a su alcance poderosas herramientas para el desarrollo de la creatividad y, sin embargo, su creatividad ha decaído notablemente.

Los educadores debemos ser los grandes defensores de la creatividad y Apple nos mostró unas herramientas extraordinarias para ello. No fueron nuevas aplicaciones sino nuevas utilidades en viejas conocidas como Pages, Keynote o Numbers. Eso, unido a un currículum bajo el nombre de Everyone Can Create hará que, para aquellos que lo implementen, la escuela no vuelva a ser la misma.

Para desgranar este encuentro con calma es mejor hacerlo por partes. De momento, esto es una mera introducción, un primer olfateo de la copa de vino recién servida. Y el caldo promete.

Poder estar allí, rodeado de tantos Educadores Distinguidos por Apple llegados de todos los rincones del mundo ya es todo un privilegio; aprender con ellos, de ellos, un auténtico lujo; reír, compartir y crear mano a mano, alucinante; pero subirte a un escenario y poder hablar durante tres minutos sobre tu proyecto, tu Colegio y tus alumnos, como decía el anuncio, no tiene precio.

Pude subirme a aquel escenario, frente a 450 educadores de todo el mundo, frente al staff de la compañía más creativa e innovadora que conozco gracias a mi Colegio, el Colegio Internacional Levante. Él me brindó la posibilidad de experimentar, de crear y crecer con mis alumnos. Y sobre todo, me ofreció la posibilidad de poder contarlo en Austin. Solo un centro con voluntad de innovación y con pasión real por la educación podría hacer algo así. Gracias.

Carlos García García
Apple Distinguished Educator

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s